Array
(
    [q] => node/1195
)
  
Imagen del restaurante

Cocina con sello sonorense

Mochomos
4
Jacmont-Al
0
( 0 personas han comentado)
Mochomos
(0 personas han comentado)
3
4
5

Mochomos se localiza en uno de los más nuevos centros comerciales de San Pedro Garza García, Metropolitan Center, en la esquina de Lázaro Cárdenas y María Izquierdo. Este centro comercial cuenta ya con otros establecimientos gastronómicos abiertos, y otros a punto de hacerlo. 

 

Al llegar, existe un área de estacionamiento de varios niveles y, al menos por el momento, con suficientes espacios. No cuenta con valet parking, y en el tercer nivel cuenta con acceso para personas discapacitadas a muy corta distancia de la entrada al área de restaurantes. 

 

Para no tener problemas reservamos por internet, aunque también puede hacerse por teléfono, el cuál está debidamente actualizado. Las instalaciones cuentan con una zona interna y una amplia terraza, que como en casi todos los restaurantes con esta característica suele ser el espacio más solicitado. Gracias a que hicimos reservación nos ubicaron rápidamente en dicha área sin ningún problema. El diseño interior es moderno y agradable. La terraza cuenta con vista hacia la Avenida Lázaro Cárdenas y a una serie de edificios de la zona Valle Oriente. En un atardecer puede ser una excelente vista. 

 

En cuanto al mobiliario e instalaciones, las mesas están arregladas de manera elegante, la ambientación del lugar bastante adecuada, aunque para mi gusto muy personal, en la terraza es un poco obscuro, ya que solo hay iluminación indirecta en los techos y pequeñas veladoras en los centros de mesa. Aunque es un ambiente romatico dificulta leer el menú, adentro la iluminación es mucho mejor. La música en el área de la terraza va subiendo de volumen gradualmente a medida que es más noche, por lo que en ciertos momentos complica tener una conversación. Algunas áreas cuentan con espacio demasiado ajustado entre las mesas. El restaurante cuenta con WiFi abierto de buena velocidad.

 

Mochomos, tiene su origen en Sonora. Actualmente cuenta con siete sucursales dentro de la República. Cuenta con un menú bastante amplio, con diversas opciones que van desde un buen corte hasta una gran variedad de pescados y mariscos.

 

En nuestro caso acudimos un lunes por la noche, día en que la ocupación era relativamente baja. El personal  fue atento y amable, sin embargo cometieron un error que sucede en algunos restaurantes, donde al inicio solo traen el menú de alimentos, pero no traen la carta de vinos. Muy importante mencionar que cuentan con menú para niños.

 

Para iniciar pedimos un par de bebidas: el mojito pama, sugerencia de la casa, con una presentación buena y diferente, me llamó la atención que la base de este mojito era whisky en lugar del tradicional ron, con un sabor realmente distinto al mojito tradicional pero muy bueno en sí. Otra bebida que pedimos fue un mediterraneo de cítricos guanabana con ginebra y un toque de romero, agradable al paladar.

 

Posteriormente decidimos pedir algún vino. La carta que nos llevaron cuenta con 10 opciones de vino por copa. En cuanto a botellas, tienen como etiquetas algunas opciones sudamericanas y españolas. Algo agradable desde mi punto de vista, es que predominan los vinos mexicanos, particularmente Casa Madero y una buena variedadad de vinos de Baja California, especialmente de Valle de Guadalupe. En nuestro caso pedimos un Mariatinto, precisamente de Valle de Guadalupe, con el sello de Humberto Falcón, propietario de The Little Wine Market, en lo personal soy un fan de este vino. Considero que puede competir con cualquier vino de cualquier parte del mundo. Algo que nos decepcionó es que en ocasiones el restaurante no cuenta con suficiente surtido de etiquetas. Si acostumbras pedir más de una botella de vino, con la misma etiqueta, te recomiendo preguntar si tienen más botellas del mismo tipo. Vimos también como otras alternativas dos marcas de champagne francés, en cinco variedades,  sin embargo ninguna cava española, que es un buen sustituto del champagne a precio razonable.

 

Procedimos a pedir algunas entradas. Por sugerencia del capitán ordenamos pulpo y camarones al bacanora. El bacanora es un licor sonorense parecido al mezcal o aguardiente. Ambos mariscos venían rebozados y sazonados con un toque de mantequilla a las finas hierbas y romero, flameados con bacanora. Tanto los camarones como el pulpo estaban en su punto, con buen sabor y en porciones generosas. También pedimos como entrada un pulpo a las brasas, con guarnición de tomate cherry. Excelente presentación aunque el pulpo a pesar de estar en su punto, estaba algo insípido y con falta de sabor y sazón.

 

Como platos fuertes ordenamos una costilla cargada, la cuál viene horneada lentamente. Como guarnición viene acompañada de gravy base de calbacita. Una porción individual es suficiente para compartir entre dos personas. La costilla tenía muy buen sabor y textura, venía acompañada de gajos de papas, un poco insípidas y con falta de cocción. Adicionalmente pedimos un atún sastre, que es lonja de atún sellado montado sobre tomate confitado y toque de crema de chipotle, el cual es de un gran deleite, aunque la crema de chipotle puede parecer muy picante para quienes no acostumbran comer chile. Para complementar ordenamos unos camarones chiguili, los cuales vienen salteados en salsa de cerveza chile y mantequilla con un aderezo de queso de cabra. La combinación y mezcla de sabores fueron exquisitos al paladar.

 

Para cerrar ordenamos postre. De nuevo por recomendación del capitán nos ofrecieron la llamada esfera de chocolate. Este postre tiene una presentación espectacular, consiste en un pastel de chocolate, tipo brownie. El pastel viene cubierto de una capa de chocolate en forma de esfera. El pastel es bañado en tu mesa con chocolate blanco, flameado con brandy el cuál por estar caliente provoca que la esfera se deshaga sobre el brownie. A esto le ponen al final una bola de helado Haägen Dazs. Realmente todo un espectáculo que vale la pena ver, aunque el precio es algo alto por un simple bownie con helado.

 

En resumen Mochomos tiene un sabor bastante recomendable con precios razonables de acuerdo al lugar, aunque en realidad no tiene un plato tan memorable que lo haga distinguirse de otras opciones similares.

Mojito pama  Mediterráneo de citiricos y guanabana  Pulpo a las brasasvvCamarones chiguili

Costilla cargada  Camarones y pulpo bacanora   Atun sastre

    Esfera de chocolate

Comentarios por los usuarios

ESCRIBE UN COMENTARIO